24/8/12

Mohammad Zubya


El eterno debate que focaliza al fútbol es si es un deporte como cualquier otro o representa algo más. Mi opinión ante el debate es tajante, en países o zonas empobrecidas donde no puedes estar seguro de que vas a comer cada día o incluso si mañana vas a estar vivo, el fútbol es mucho más que un deporte, es casi una religión a la que sus gentes se aferran y la utilizan como vía de escape para evadirse de la fatídica vida cotidiana.
En la actualidad se está cociendo en muchos países árabes una auténtica revolución, al estilo de la francesa, algo impensable hace unos años. Esto ha venido muy bien a la sociedad, demostrando que se hace lo que quiere el pueblo, y se cumple la famosa frase; "El pueblo unido jamás será vencido". Además el fútbol vuelve a ser partícipe de la victoria revolucionaria, ya que une mucho más al pueblo en tiempos de guerra.
El último país que ha vivido su revolución con éxito ha sido Libia, país muy rico en gas natural pero que sin embargo, sus gentes pasaban auténticas penurias en la vida diaria, por culpa de una dictadura que llegó a prolongarse 32 años, como todo el mundo conoce, el artífice de este acto demoníaco es Muamar Al Gadafi.
Este individuo se cubrió de oro ha cambio de traicionar a su pueblo y mantenerlo en el ostracismo durante un porrón de años, menos mal que el mismo pueblo le ha dado su merecido, la muerte.
Nuestro protagonista de hoy tiene que ver con Libia, la revolución y el fútbol. Su nombre Mohammad Zubya.
Su historia es la de un chico con muchas aspiraciones que no ha permitido que nada ni nadie le impidan hacer lo que le gusta, jugar al fútbol. 
El desde siempre ha jugado al fútbol en su país, pero cuando empezó la revolución en febrero de 2011, Gadafi lo puso en el punto de mira, ya que era partidario aférrimo del bando sublevado, siendo uno de los jugadores más importantes de la selección nacional. Como el chaval vio su vida en peligro firmó por un equipo kuwatí y destinó casi todo su sueldo en ayudar al bando sublevado, una vez derrotado Gadafi el jugador volvió a su país, pero inesperadamente un histórico de Europa se fijo en él y puso rumbo hacia allí, a continuación se desvela el nombre.
Hablando de sus cualidades como futbolista, lo primero que hay que resaltar es que juega de delantero, es un delantero algo peculiar para ser africano, ya que no es el típico delantero africano que destaca por su velocidad y fuerza. No es que sea lento, pero más que un atleta es un delantero tanque, perfil poco habitual para ser africano, su físico así lo asemeja, 187 centímetros y 79 kilogramos. Gracias a su cuerpo espigado por el aire va fenomenal, además su portentoso físico lo hace ser un jugador muy difícil de derribar, esta virtud la utiliza tanto en carrera, como cuando recibe el balón de espaldas, que se convierte en un fantástico asistente. Por último destacar su pierna derecha, esta es la artífice de algunos golazos que ha anotado el libio, tiene un auténtico cañón en la pierna, una cualidad muy a tenerle en cuenta.
Mohammad Noureddine Abdusalam Zubya nació el 20 de Marzo de 1989 en Trípoli, Libia.
Fichó su primer contrato  profesional a los 16 años con el Aschat Trípoli, con este modesto equipo fue noticia durante toda el año en Libia, ya que cuajó una buena temporada, jugando 17 partidos y marcó 8 goles. Sus buenos números lo hicieron fichar por el mejor club del país, como es el Al Ittihad Trípoli. En las 4 temporadas que jugó para este histórico equipo acumuló muchos partidos, goles y títulos. Llego a jugar 73 partidos, marcó 30 goles y ganó 5 ligas, 2 copas y 5 supercopas. Su meteórica carrera en el Al Ittihad quedó truncada en 2011 por el comienzo de la guerra civil, como anteriormente he comentado, su disparidad ideológica con el dictador Gadafi, lo hicieron salir del país, el destino el equipo kuwatí Al Arabi, pasó la temporada sin pena de gloria, llegó a jugar 9 partidos y marcó 3 goles, en cuanto pasó la guerra civil volvió a su país, pero inesperadamente este verano un histórico europeo llamó a sus puertas, el Partizán le ofreció un contrato por 5 años y el jugador evidentemente aceptó y puso rumbo a Belgrado.  Zubya se ha integrado muy bien a la ciudad y al equipo, de momento ha jugado 2 partidos de liga, marcando 1 gol y además ha jugado 3 partidos de la fase previa de la Champions league.
Con respecto a la selección nacional, ha jugado 27 partidos con la selección Libia y está destinado ha convertirse en el álma mater de este equipo a corto plazo.
Aquí os dejo unos links sobre él:


3 comentarios:

ERIC18 dijo...

Hola, te escribo desde http://mundolevanteud.blogspot.com.es/ para comentarte que ya te seguimos y te hemos añadido a nuestras webs amigas. Esperamos que hagas lo mismo. Un placer y nos leemos.

Saludos

sentir1907 dijo...

Joder Ismael de todo el artículo ( que no tiene desperdicio ) me ha sorprendido que sea africano . Aunque tio en el betis hubo un año que tuvimos dos jugadores que había un pitorreo....
Teníamos a un alemán negro y un brasileño rubio a ver como se come eso , to al revés jejejejeje odonkor y sobis , creo que te acordarás jejejeje
Por cierto buen video del Youtube . Un saludo crack ¡¡

Ismael dijo...

#sentir1907 si si me acuerdo perfectamente, dos cracks, sobre todo Sobis, era un jugón.
Un saludo artista!