2/12/11

Dmitri Khlebosolov



Ya estamos muy próximos a fechas navideñas, esto trae la llegada de mi buen amigo Invierno. Con la llegada de la estación más fría al hemisferio norte, muchas ligas del norte de Europa acaban en estas fechas, ya que debido al intenso frio invernal resulta casi impracticable el fútbol. Este es el caso de la liga bielorrusia. Sin duda una liga muy poco conocida para el panorama internacional, lo único que muchos futboleros conocen de este país, es el BATE Borisov y a Aleksander Hleb, exjugador del Barcelona. Refiriéndome al fútbol, este país sin duda ha progresado muchísimo en la última década. Hace muy poco, la selección local era una mera comparsa, pero desde que en el 2000 se pusiera en marcha un proyecto destinado al fomento del fútbol base en este país, (El baloncesto lo acapara casi todo) sólo ha habido buenas noticias para los bielorrusos. El primer impacto a dado de lleno en la selección, en la actualidad es una selección muy bien organizada y con algunos jugadores de calidad, esto se ha demostrado en la fase previa para la eurocopa, ya que han dado más de un dolor de cabeza. Además, ha sido un gran empujón la aparición del BATE en la esfera internacional, formado en su mayoría por jugadores bielorrusos muy jóvenes. 
Una vez el país salga a flote definitivamente, el último paso para consagrarse a nivel internacional, es que triunfe el proyecto empezado en el 2000. Esto parece que va por buen camino, porque tanto la Sub-19 como la Sub-21, están dando mucha guerra en sus respectivas áreas (Muchos de ellos han pasado por las academias del proyecto).
Hablando de la Sub-21, lo conforman un grupo de jugadores muy interesantes, pero hay uno que sobresale por encima de todos, su nombre; Dmitri Khlebosolov.
Este jugador no cumple el típico arquetipo de hombre norteño, (alto, rubio y con los ojos azules) al contrario es un jugador muy bajito (172 cm y 69 kg). Yo lo comparo con Piatti, pero nuestro protagonista es mucho más delantero que "el duende". Sus principales cualidades son la velocidad y su rápida reacción, es decir, no se lo piensa dos veces, en cuanto ve clara la portería, dispara. A pesar de ser un delantero muy raquítico, tiene un tremendo salto, esto le hace manejarse bien en el juego aéreo. Por último, otra cosa a su favor, es la gran maestría que posee a la hora de tirar faltas.
Dmitri Khlebosolov nació el 7 de Octubre de 1990 en Brest (Bielorrusia).
Desde pequeño ha poseído el hándicap de ser muy bajito, esto más de una vez le ha jugado malas pasadas, hasta el punto de que muchos equipos lo han desechado por su estatura. 
A la edad de 6 años, ingresa en una escuela de fútbol de Brest, al principio no destacaba, incluso era considerado "un paquete" debido a su estatura, pero transcurridos unos meses, el pequeño empezó a destacar como un gran delantero, ya que marcaba los goles a pares. En esta escuela pasó 5 años, tras este tiempo era ya conocido en toda la provincia de Brest. Se fue de la escuela porque por primera vez, un equipo profesional le hizo una oferta, el Naftan, equipo de la primera división bielorrusa. En este jugaría para sus categorias inferiores. Aquí reafirmó las buenas actuaciones obtenidas a nivel local. En tres años se convirtió en el mayor valor de la cantera del Naftan. Gracias a su buena labor, varios equipos rusos y ucranianos se interesaron por él, como resultado de esto, en 2004 el Spartak de Moscú lo fichó para su equipo de juveniles. Hasta el año pasado se ha formado en el club moscovita, consolidándose y mostrándose como una de las figuras del filial. A principios de este año, el club moscovita decidió cederle al club de sus amores hasta el momento, el Naftan. Khlebosolov llegaba como uno de los fichajes estrella de la liga bielorrusia y no ha defraudado, el menudo delantero ha jugado 30 partidos, marcando 6 goles. Su buena labor ha contribuido favorablemente a su equipo, este ha quedado en séptimo lugar. Según su contrato, el Naftan tiene derecho a retenerlo durante un año más, pero el club moscovita puede llevárselo en el verano de 2012. Aunque todavía no es seguro, es muy probable que el Spartak apueste la temporada que viene por él.
En el apartado internacional, Khlebosolov ha sido internacional sub-19 y actualmente lo es con la sub-21, este está siendo uno de los jugadores más destacados de su selección en la fase de clasificación para el europeo de 2013, ya que ha marcado 4 goles en 6 partidos.

5 comentarios:

Nahuel Bargas dijo...

Tu amigo el Invierno?. Debe ser muy frío a la hora del saludo, je je.

Alberto M.G. dijo...

No tengo el gusto de haberle visto jugar aún, pero lleva buena progresión.

Un saludo.

Mcgovern dijo...

El Spartak de Moscú es un equipo que en estos últimos años esta apostando por jugadores muy talentosos y jovenes como Ananidze o Khlabosolov.
Es posible que dentro de algunos años estas apuestas le pueden salir bien al conjunto de Valery Karpin y pueden hacer del Spartak un equipo temible dentro del panorama del fútbol europeo.
Un saludo Ismael.

Dani Navedo dijo...

Siempre he admirado blogs como el tuyo que hablan de jugadores completamente desconocidos. Sinceramente, no se como encontráis a estos cracks ni si son tan buenos como decís, pero siempre me quedo con ganas de verlos.

Personalmente, no conozco a este jugador (ni a muchos de los otros de los que escribes), pero si algún día llego a tener tiempo para ver un partido de este tipo de equipos (o selecciones), fijo que me fijaré en ellos.

Un saludo y enhorabuena por tu blog ;)

futbollium dijo...

Bielorrusia ya puso contra las cuerdas a España en las semifinales del europeo sub 21 , apuntan maneras estos jovenes talentos .

Un saludo