24/7/12

Gheorghiev, el mago moldavo.


Semanas antes de que empiecen las grandes ligas, otras ligas del este de Europa empiezan a rodar en pleno verano. Esto repercute de forma positiva en los equipos locales que juegan en esta época del año cualquier tipo de eliminatorias europeas, ya que están más rodados que otros equipos. Una de estas ligas que han arrancado ya es la modesta y desconocida liga moldava, lo poco que les suena a la mayoría de esta liga es el Sheriff Tiraspol, equipo que desde 2001 es el dueño y señor de esta liga.
La verdad es que el fútbol moldavo está estancado desde hace años, aunque en los últimos años la selección nacional a conseguido un leve ascenso de nivel. Pero en el país moldavo parecen dispuestos a cambiar esta tónica estancada, gran parte de la culpa la tienen los equipos locales que han dejado de fichar jugadores extranjeros en demasía y están empezando ha apostar por el producto nacional, este hecho sólo a traído beneficio al fútbol moldavo, ya que muchos jóvenes locales están saliendo a la palestra nacional y muchos equipos extranjeros se están fijando en ellos, en este caso hablamos del Sheriff, que en los últimos años ha apostado por la cantera y actualmente cuenta con 11 jugadores menores de 23 años producto de su cantera, muchos están destacando pero sin duda la joya de la corona tiene nombre propio: Gheorghiev.
Este "loco bajito" (176 cm y 65 kg) lleva desde los 18 años dirigiendo la batuta de su equipo como si de un veterano se tratara. Normalmente juega de enganche, por detrás de los delanteros, pero le gusta jugar con libertad, durante el partido puede actuar por cualquier banda o venir a recibir el balón en posiciones más retrasadas, con tan sólo 21 años es uno de los líderes del equipo.
Sus habilidades se cuentan por varias, tiene una zancada impresionante y es muy veloz en carrera, su cuerpo menudo le permite driblar a los adversarios en un palmo de hierba y a pesar de ser muy dinámico, sabe muy bien cuando pausar el partido y mimar la pelota. En su pierna derecha tiene un guante, prefiere más dar inverosímiles asistencias que chutar, pero cuando le dar por golpear no suele fallar y además tiene un buen disparo a media distancia.
Sergiu Gheorghiev nació el 20 de Octubre de 1991 en Chirsona, Moldavia.
Desde muy pequeño vivió y creció en Tiraspol, por motivos de trabajo de su padre. A los 16 años fue la primera vez que ingresó en un equipo de fútbol profesional, este equipo es el actual, el Sheriff. Sólo dos años le bastaron para entrar de lleno en los planes del primer equipo y meses antes de cumplir los 18 años debutaría con la primera plantilla, esto ocurrió en 2009, esa temporada acabó terminándola como titular, jugando un total de 14 partidos y marcando 2 goles. En la siguiente temporada lo jugó todo y tuvo unos registros goleadores muy interesantes para no jugar de delantero, jugó 35 partidos y marcó 7 goles. Por último la temporada pasada, la empezó igual que la anterior, siendo titular indiscutible, pero una inoportuna lesión a final de la temporada la escureció, jugó un total de 21 partidos y marcó 3 goles. Esta temporada debe ser "su temporada" y definitiva para fichar por un equipo de más nivel. De momento han ganado su primer partido de liga y su clasificación hacia la 3ª ronda de la Champions va viento en popa al ganarle el equipo moldavo al Ulisses armenio por 0-1 con gol de nuestro protagonista, hoy se decide la eliminatoria en campo moldavo.
Con respecto a la selección nacional, ha sido internacional sub17, sub19 y sub21, su momento cumbre con la selección hasta el momento llegó el 9 de Febrero de 2011 al debutar con la absoluta en un partido contra Andorra.
http://www.youtube.com/watch?v=CB77vORJZ7g

3 comentarios:

Nahuel Bargas dijo...

En el mudno cada vez hay menos enganches, es muy bueno que este tipo de jugadores todavía se mantengan.
Saludos

Sílvia dijo...

Hola
un mercado a seguir (y más en tiempo de crisis)
saludos

Futbolconpropiedad.com dijo...

Le da con todo en el gol.

Siempre me cayó simpático el Sheriff Tiraspol. Supongo que es porque choca bastante ver a un equipo con un escudo y nombre tan americanizados en un país que nada tiene que ver con el tema.

Un saludo