30/7/12

Imamverdiyev, talento azerbaijano.


Vivimos en una época difícil desde todos los puntos de vista, especialmente causada por la brutal crisis económica que padece el sistema capitalista, este derrumbe del sistema económico implica siempre recesión y recortes, o lo que es lo mismo, gastar lo mínimo. Este hecho lo tienen que llevar al pie de la letra en el mundo del fútbol, ya que tanto clubes pequeños como grandes están endeudados hasta las trancas. Para que las deudas no ahoguen a un determinado club primero suelen vender a sus estrellas, caso sonado como el del Valencia, y después existen dos políticas de fichajes; Optar por la cantera o fichar en base al tópico "bueno, bonito y barato", es decir, fichar jugadores de precio asequible, pero con proyección de futuro para que se revaloricen, esta política es muy sonada en el Sevilla, con casos como el de Baptista, Alves, Adriano o Keita. Si el club decide optar por la segunda opción, aquí puede entrar en escena mercados poco sonados, pero con jugadores de gran calidad, por ejemplo los siempre talentosos jugadores de los Balcanes y en general el mercado del Este, donde tantos diamantes en bruto quedan por descubrir. Hoy me voy ha centrar en uno de los mercados más desconocidos de toda Europa, el azerbaijano, donde sólo clubes de países vecinos como Rusia, Ucrania o Bulgaria optan por fichar jugadores de este lugar. Quizás para un club español, inglés, alemán o italiano sea una quimera apostar por un jugador de este país sin ni siquiera haberse fogueado en ligas algo más potentes, pero yo creo que nada más por el precio tan asequible que puede valer las jóvenes promesas de allí vale la pena. Y una vez en posesión del jugador, educarlo y cederlo en equipos para que obtenga minutos, si progresa, fenómenal, que se estanca, de vuelta a su país. Es mi humilde opinión y creo que esta opción puede salvar el mundo del fútbol.
Siguiendo con lo anteriormente comentado, un equipo de caché como el Everton ha puesto en práctica lo que yo he propuesto, con el jugador Araz Abdullayev, que estuvo cedido en el Panomios y actualmente está cedido en el Neftçi azerbaijano, hasta que no consiga un permiso de trabajo. Precisamente en el Neftçi milita nuestro protagonista de hoy, su nombre es Javid Imamverdiyev, este puede ser el próximo en poner rumbo a la "Vieja Europa".
Se trata de un jugador especial, se mueve por la parte delantera de la cancha, sobre todo en la mediapunta, pero no es el típico enganche, ya que tiene más facultades de delantero que de mediapunta, casualmente en su selección lleva el número 10, este número suele representar el talento, la creación, la improvisación o lo inverosímil entre otros muchos adjetivos, adjetivos característicos de un enganche, pues todas estas cualidades las tiene nuestro protagonista, suele utilizarlas cuanda baja al mediocampo, posición que no le resulta nada rara, pero tiene tendencia a irse arriba, muy arriba, gracias a su rapidez y a su fenomenal golpeo del balón, tanto a corta como a larga distancia, le facilita crear muchas ocasiones y estar asiduamente creando peligro en el área rival, gracias a su escurridizo cuerpo (179 cm) y a su dinamismo, le gusta aparecer con velocidad por las bandas y terminar en la zona central. Técnicamente es una maravilla, posee gran variedad de regates y sobre todo, nunca se complica la vida y tiene mucha sangre fría.
Javid Imamverdiyev nació  el 1 de Agosto de 1990 en Bakú, Azerbaijan.
Sus primeros pasos en el mundo del fútbol los dio muy lejos de la capital azerbaijana, concretamente en el pueblo de Yevlakh, donde residen sus abuelos, allí se enroló en las filas del FC Karvan con apenas 16 años. Tras tres años en el segundo equipo del Karvan, por fin debuto con la primera plantilla, y debutó para quedarse, ya que jugó 25 partidos, sus buenas actuaciones con este modesto club provocó que la temporada siguiente un grande de su país se lo llevara a la capital, Imamverdiyev se marchó al Neftci Bakú. A pesar de su juventud, la presión no lo pudo en un club de gran magnitud en su país y con sólo 20 años se hizo dueño del mediocampo local, sus números fueron buenos,23 partidos y 2 goles, estos números ayudaron al equipo a la victoria en la liga.
 En su segunda temporada, siguió con la misma tónica, ya que firmó los mismo números que la temporada anterior, además gano consecutivamente otra vez la liga y además firmando un doblete al ganar la copa, donde fue protagonista al marcar el único gol de la final.
Por último acaba de empezar la nueva temporada y de momento su equipo sólo a jugado la previa de la Champions, donde ha logrado un hito histórico al clasificarse para la tercera ronda de clasificación, Imamverdiyev ha sido protagonista destacado, ya que en la ida marcó el gol de la victoria en la ida y en la vuelta dio una asistencia a Wobay para acabar de eliminar al a priori superior Zestafoni georgiano.
Con respecto a la selección nacional, sólo ha sido internacional sub21 con su país, pero sin duda es la gran estrella local de esta categoría y el gran capitán, en total ha jugado 14  partidos y ha marcado 4 goles.
Aquí os dejo unos links sobre él:
http://www.youtube.com/watch?v=SkyEXxoXrz8
http://www.youtube.com/watch?v=WNKtlcRpZic
http://www.youtube.com/watch?v=lXwrib8Kcp4 (min. 2:20)

3 comentarios:

futbollium dijo...

Invertir en promesas de este tipo conlleva su riesgo , ahora claro , luego si la amortización es rentable bien aprovechándolo para el club o con una venta , pues se puede apostar por jugadoers como éste azerbayano .

Un saludo

Nahuel Bargas dijo...

No queda otra que apostar en estos jugadores cuando el dinero no abunda. Un buen ojeador es fundamental en cualquier club. Si se descubren jugadores en estos mercados poco conocidos, mejor.
Saludos

patricio dijo...

Impresionante el disparo de este chico, estos países gozan también de grandes perlas, la debilidad de sus ligas hacen que su progreso no sea el adecuado, asi que lo mejor para tanta calidad es que fiche por una liga fuerte y se rodee de mas calidad.